«Las últimas palabras de un poeta agradecido»

 

 

Que mi viaje soñado lo consumió el olvido

que ese beso prometido, nunca llegará

que cuando regresaste, ya me había ido

que pedir perdón, ya no bastará.

 

Que las bellas palabras, se marchan lejos

que la esquiva musa, me abandonará

que volverán a mí, todos los complejos

Que esta prosa nunca, se publicará.

 

Que los momentos duros, se echaran de menos

que ni uno solo, me criticará

que los fieles malos, son ahora los buenos

que hasta el más hiriente, se que llorará.

 

Que más que un poeta, solo soy un hombre

que el amigo honesto, me recordará

que no hagan estatuas usando mi nombre

que en un yermo mármol, ya se grabará.

 

Que me iré luchando,  bravuconeado

que ser tan valiente, me consolará

Y que no me juzguen por lo que he obrado

que la negra dama,  ya me juzgará.

 

Ya no habrá llamadas, en aquella estancia

solo guerra y balas, para el criminal

uniformes blancos  que dejan constancia

miserable adicto, cáncer terminal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *